Recetas saludables: ¡Dos maneras diferentes de consumir la quinoa! - Raw Foodie

Recetas saludables: ¡Dos maneras diferentes de consumir la quinoa!

La quinoa, además de ser una muy buena fuente de proteína, hierro y fibra, es una excelente manera de obtener los nutrientes de los granos integrales, pero con la gran ventaja de que la quinoa es libre de gluten

Deliciosa y nutritiva, es muy fácil de preparar además: se cocina en aproximadamente 20 minutos, y la puedes incorporar a una gran variedad de platillos; desde ensaladas crudas, hasta verduras sofritas con un poco de aceite de coco, o incluso en algunos postres.

Te compartimos estas dos recetas que nos demuestran la versatilidad y gran variedad de formas en las que podemos incorporar los beneficios de la quinoa en nuestra alimentación diaria. 

Recuerda que puedes encontrar quinoa en Raw Foodie; ¡haz tu pedido y recíbela en la puerta de tu hogar u oficina!

Pimientos horneados con quinoa.

  • Dos pimientos tamaño mediano.
  • Media taza de quinoa sin cocinar.
  • Una cucharadita de aceite de oliva.
  • Media cebolla mediana rebanada.
  • Un poco de ajo al gusto.
  • Un par de ramitas de perejil picado.
  • Uno o dos jitomates bola picados (dependiendo del tamaño.
  • Una taza de caldo de verdura o agua.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Queso rallado (si incluyes lácteos en tu dieta).

Pon a freír en una olla o wok el diente de ajo, la cebolla y el perejil, con el aceite de oliva, aproximadamente un minuto a fuego medio. Enseguida agrega la media taza de quinoa y mueve constantemente por un minuto. Después agrega el jitomate picado moviendo durante un minuto, agrega la sal y pimienta al gusto y la taza de agua. Deja cocinar a fuego bajo moviendo ocasionalmente, hasta que la quinoa se encuentre suave y el jitomate se haya cocido. Si necesitas agregar más de agua para que la quinoa esté bien cocida, hazlo poco a poco. Apaga y deja reposar unos minutos.

Mientras, corta longitudinalmente los pimientos, y ponlos en un refractario. Prende el horno a 180º (en algunos hornos, es entre 2 y 3) y deja calentar unos minutos. Si consumes lácteos, pon un poco de queso rallado al fondo de los pimientos (que quedan como cazuelitas sobre el refractario) y encima vacía la mezcla de quinoa. Cubre con un poco más de queso rallado y mete al horno a gratinar entre 8 y 10 minutos. 

Saca del horno y ¡listo! Un rico y saludable platillo, perfecto para acompañar con una fresca ensalada.

 Trufas de quinoa, cacao y dátil.

Pon el agua y la quinoa en una olla pequeña a fuego alto hasta que suelte un primer hervor. En ese momento, baja el fuego y tapa la olla, hasta que la quinoa esté suave y haya absorbido toda el agua, esto tomará aproximadamente 12 minutos. Si se consume el agua y tu quinoa aún no está lista, puedes agregar un poco más, un par de cucharadas soperas a la vez. Cuando esté lista, apaga y déjala tapada en la olla.

En tu procesador de alimentos, pica los dátiles muy bien hasta que tengan una textura suave. Por el azúcar natural que contienen, es probable que se conviertan en una masa compacta. Saca esta pasta del procesador y ponla aparte unos minutos. Posteriormente, mete al procesador las almendras, y muele en trozos muy pequeños, aunque debes cuidar que no se exceda hasta convertirse en harina, para que tus trufas tengan textura. Regresa los dátiles al procesador junto con las almendras ya molidas, la mantequilla de almendra, el cacao en polvo y la quinoa tibia hasta que se encuentren muy bien incorporados todos los ingredientes. Forma bolitas de una pulgada aproximadamente y colócalas en un refractario o charola que meterás al refrigerador. Si quieres aún más textura, puedes rodarlas sobre almendra en trozos pequeños.

¡Deja enfriar un par de horas y disfruta de este postre completamente natural y saludable!

¡Recuerda que en Raw Foodie siempre encontrarás los mejores superfoods, incorpóralos a tu dieta!