Si no has probado el Farro, ¡te va a encantar! - Raw Foodie

Si no has probado el Farro, ¡te va a encantar!

Transpórtate al Mediterráneo en un viaje culinario gracias al farro, delicioso grano que formaba parte de la dieta diaria de la antigua Roma. Se dice que este grano es el ancestro original de todas las especies de trigo y su uso era importantísimo para mantener bien nutridas a las legiones romanas: ¡incluso se utilizaba como moneda de cambio! Al día de hoy, esta herencia de la antigüedad sigue siendo muy apreciada en Italia, donde ha sido cultivado durante generaciones por los agricultores toscanos y es el protagonista de muchos platos tradicionales.

El farro orgánico está cargado de fibra y es una buena fuente de hierro y proteínas. Es fácil de digerir, permitiendo a tu cuerpo la rápida absorción de sus nutrientes.

Este delicioso grano está listo para expandir tus horizontes culinarios: inclúyelo en tus guisos, ensaladas y potajes. Es un buen sustituto del arroz integral, granos de trigo, y cebada en tus recetas. ¡Incluso puedes hacer postres con él! ¡Te va a encantar!

Te compartimos estas recetas que no puedes dejar pasar, ¡deliciosas!

ENSALADA DE FARRO CON RÁBANOS ROSTIZADOS.

Ingredientes:

  • 2 tazas de farro orgánico enjuagado.
  • 6 tazas de agua.
  • 1 manojo de rábanos, bien enjuagados (incluyendo las hojas verdes).
  • 2 cucharadas de aceite de coco (o el aceite de tu elección).
  • 3 cucharadas de corazones de cáñamo.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta de cayena al gusto.
  • 1 diente de ajo, pelado y aplastado o picado fino.
  • De 2 a 3 cucharadas de jugo de limón.

1. Pon en la lumbre el farro con las seis tazas de agua y un poco de sal. Deja hervir con fuego bajo durante 30 minutos aproximadamente o hasta que el grano esté suave y masticable. Cuela y reserva en un bol aparte.

2. Precalienta tu horno a 200º C y pon papel aluminio o encerado en una charola.

3. Corta los rábanos en trozos y agrégales sal, pimienta y el aceite de tu elección. Las hojas verdes resérvalas aparte. Vierte en la charola y rostiza en el horno por aproximadamente 20 o 30 minutos, hasta que se vean suaves y ligeramente dorados.

4. En un sartén aparte con fuego medio, agrega una cucharada del aceite que prefieras y el diente de ajo. Calienta ligeramente hasta que el ajo comience a cambiar de color, agrega las hojas de rábano picado durante 3 minutos. Vierte la mezcla sofrita en el farro ya drenado, agregando los corazones de cáñamo.

5. Ya que los rábanos estén dorados a tu gusto, mezcla con el farro y las hojas. Agrega el jugo del limón, y sal y pimienta al gusto. ¡Sirve tibio y disfruta!

ENSALADA DE FARRO CON ZANAHORIAS ROSTIZADAS

Ingredientes:

  • Medio kilo de zanahorias, cortadas en cuartos.
  • 2 cebollas moradas, en rebanadas gruesas.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 200 gramos de farro.
  • 100 gramos de espinaca baby.
  • 50 gramos de queso feta de tofu.

Para el aderezo:

  • 3 cucharadas de vinagre de vino.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de miel.
  • 2 dientes de ajo, picados.
  • Media cucharadita de comino en polvo.
  • Media cucharadita de paprika.
  • Un ramito delgado de perejil, finamente picado.

1. Calienta el horno a 180º centígrados. Pon las zanahorias y las cebollas en un molde para hornear, vierte la cucharada de aceite de oliva sobre ellas y mezcla bien. Deja rostizar durante 25 minutos.

2. Mientras los vegetales están en el horno, hierve el farro siguiendo las instrucciones en el empaque. Drena y vierte en un bol. Mezcla los ingredientes del aderezo junto con una cucharada de agua y sazona con sal y pimienta, y luego vierte la mitad en los granos de farro tibios, mezclando bien.

3. Pasados los 25 minutos y cuando sientas las verduras en un punto que te guste, sácalas del horno y agrega el resto del aderezo, mezclando bien. Vacía en el bol del farro y agrega las espinacas, y al final agrega el queso feta de tofu (opcional). 

PUDÍN DE FARRO CON CANELA

Ingredientes: 

  • 1 taza de farro.
  • Un cuarto de taza de pasitas, arándanos o bayas de goji.
  • Tres cuartos de taza de leche de coco.
  • 3 cucharadas de azúcar de coco.
  • Media cucharadita de canela.
  • Un cuarto de taza de nueces picadas.
  • Una pizca de sal.

1. Prepara el farro de acuerdo a las instrucciones en el paquete, sin agregar sal extra. Pasa por un colador y aparta en un bol.

2. Pon medio litro de agua en la lumbre y cuando comience a hervir, apaga y vacía las pasitas, goji o arándanos. Deja remojar durante 5 minutos y luego retira del agua.

3. Combina el farro, las bayas, leche de coco, azúcar de coco, canela nueces y sal en una olla mediana. Mueve constantemente con la lumbre a fuego medio hasta que ya se encuentren tibios los ingredientes y el azúcar bien integrada.

¡Sirve y disfruta!

Recuerda que puedes comprar los ingredientes en nuestra tienda en línea y recibirlos en la puerta de tu hogar, en cualquier punto del país: